«Detectan partículas de plástico en sangre humana»

 

Investigadores sorprenden al detectar en sangre humana micropartículas de plástico, lo que da cuenta de los alcances insospechados que la contaminación por plástico está alcanzando. Sólo resta determinar cuán peligroso puede ser para los seres humanos la presencia de estas micropartículas de plástico en su sangre..

La contaminación por plástico no sólo da cuenta de su presencia en tierra, sino que también en los océanos, y, también, en los estómagos de mamíferos, tiburones, e incluso en las heces humanas y placenta. Pero, se desconocía que su presencia podría rastrearse hasta la sangre humana.
Hasta el momento, el plástico es considerado un contaminante obicuo, es decir, que está presente en muchas partes, en diferentes especies, en diferentes partes de los cuerpos de animales que dan cuenta de la presencia de plástico. La detección de la presencia del plástico en la sangre, levantó las alarmas, por tratarse del fluido tan importante para la vida humana.

Hasta el momento no se había podido determinar la peligrosidad y exposición humana a la señalada contaminación. Se requiere de “métodos validados lo suficientemente sensibles para detectar trazas de fracciones de partículas de plástico de tamaño especialmente pequeño en tejidos biológicos” (Heather A. Leslie; Marja H.; Martin JM van Velzen; mayo 2022)
El equipo de investigadores, Leslie Heathera y Marja Lamoree, de la Universidad Libre de Amsterdam, desarrollaron una metodología para detectar la presencia de micropartículas de plástico que buscó establecer los niveles de trazas de pequeñas partículas de plástico en la sangre humana. Estamos hablando de micro y nanopartículas de plástico presentes en trazas de sangre. Se trató de analizar la sangre de 22 donantes anónimos, se buscaba detectar la presencia de cinco polímeros diferentes, que son los componentes básicos del plástico. De los 22 donantes, 17 presentaron polímeros de plástico en las muestras de sangre.

La concentración de polímeros de plástico en la sangre, en los donantes que resultaron ser positivos a la presencia de micro o nanopartículas de plástico en la sangre, presentaban una concentración global de una media de 1.6 microgramos por mililitro. Los polímeros de plástico más comunes encontrados en la muestra dan cuenta de la presencia de tereftalato de polietileno, el polietileno y los polímeros de estireno; seguidos del polimetilmetacrilato. En niveles casi imperceptibles, se pudo encontrar polipropileno.

El siguiente paso es realizar investigaciones con muestras más grandes en diversos países, que permitan confirmar lo que se descubrió en esta investigación. Además, nuevas investigaciones deberían determinar cómo esas micro y nanopartículas de plástico pasan del torrente sanguíneo a los tejidos de órganos importantes, como el cerebro.
Las investigaciones deben seguir, para determinar los grados de contaminación, por micro y nanopartículas de plástico, a que se expone el cuerpo humano y sus ríos de vida, como es el torrente sanguíneo, y, por su puesto, qué peligrosidad presenta para la salud humana.